Para mejorar tu productividad personal y ser más eficaz en tus tareas y en la consecución de tus metas es muy importante adquirir una serie de hábitos proactivos y constructivos.

Pero una de las cosas más importantes es saber deshacerse de todo aquello que nos interrumpe, nos distrae y nos impide estar focalizados en el momento presente.

Cuando empezamos una tarea acostumbramos a tardar unos 15 minutos en estar plenamente concentrados. Si perdemos la concentración y nos distraemos, puede que necesitemos de otros 15 minutos en alcanzar ese nivel óptimo de concentración.

Si la interrupción es muy extensa, puede que lo que estábamos haciendo se alargue muchísimo en el tiempo o incluso lo dejemos en el cajón del olvido.

Los ladrones del tiempo

¿Qué es aquello que nos acostumbra a interrumpir? Los llamados ladrones de tiempo. Y estos adquieren diferentes formas:

  • Correo electrónico
  • Notificaciones de móvil
  • Redes sociales
  • Compañeros de trabajo
  • Reuniones
  • El desorden
  • Las tareas que no son importantes
  • etc.

Pero el mayor ladrón de tiempo eres tú mismo, es tu propia mente.

¿Cómo actúa tu mente para que pierdas el foco?

  • Creer que “no tienes tiempo”.
  • Querer hacer más cosas de las que puedes abarcar. Es muy importante no confundir la productividad con la hiperactividad. Esto nos genera estrés y no ayuda a prestar atención al momento presente.
  • Creer que la multitarea es efectiva. Nuestra mente consciente no puede realizar dos tareas que requieran atención de forma simultánea y efectiva. Primero una cosa y después otra.

 

Haz un inventario

Te propongo un reto para esta semana: realiza un inventario de tiempo.

Es importante ser honesto con uno mismo. Presta atención a cuánto tiempo dedicas a las tareas como por ejemplo a hablar por teléfono, contestar mensajes del móvil, ver la televisión, charlar con los compañeros, etc.

Solo durante una semana. Escribe la tarea y el tiempo que le has dedicado. Al finalizar la semana haz un recuento y analiza cuanto tiempo has dedicado a tareas que pueden estar “robándote” tu tiempo.

¡Espero tus comentarios! ¡Feliz instante!