¿Qué creencias limitantes sobre el cambio pueden estar afectándote ahora mismo?

En este vídeo encontrarás las 4 creencias limitantes que nos impiden generar el cambio en nuestra vida:

LAS 4 CREENCIAS LIMITANTES SOBRE EL CAMBIO

Puede que ahora mismo te encuentres o hayas vivido en el pasado una situación difícil o complicada en tu vida, ya sea en el ámbito profesional, familiar o personal.

Es posible que te encuentres bloqueado/a y te gustaría salir de esta situación, pero no sabes cómo.

Hoy te invitamos a reflexionar y tomar conciencia durante un momento sobre un obstáculo que puede estar impidiendo que esta situación de bloqueo/difícil cambie, y que puedas sentirte más liberado, más motivado y más feliz.

Queremos que reflexiones sobre las creencias que puedes tener sobre el cambio en sí.

La vida está en movimiento constante. El cambio es movimiento. El cambio es algo innato en la vida. Vida y cambio están intrínsecamente conectados. Muchas veces nos resistimos a ese cambio, y al hacer esto nos resistimos a la vida y a nuestra propia evolución. Eso nos provoca dolor y nos hace tener la sensación de estar atrapados frente a las circunstancias.

A través de nuestras experiencias (cosas que hemos vivido, cosas que nos han contado nuestros referentes, etc.) en la infancia y en la edad adulta, vamos construyendo una serie de pensamientos que nos hacen interpretar la realidad que vivimos de una manera o de otra. Son pensamientos arraigados que se convierten en creencias, pues son nuestra verdad.

Es curioso que con muchas cosas y aspectos de la vida tenemos el hábito de revisar si una cosa nos sirve o no: la ropa (ya no nos ponemos los pantalones de cuando teníamos 12 años), la leche (miramos si está caducada o no antes de bebérnosla), el móvil (nos aseguramos si tiene la última actualización o no), etc.

Pero con nuestras creencias no lo hacemos.  

Con este vídeo vamos a revisar 4 creencias que puede que tengas sobre el cambio. Es muy importante revisarlas, pues ellas son capaces de dirigir tus pensamientos y tu comportamiento.

 

1ª Creencia: CREER QUE EL CAMBIO ES ALGO RÁPIDO Y MÁGICO

Ejemplo: voy al médico y que él me cure ya.

Los cambios conllevan muchas veces un proceso, no suceden de hoy para mañana.

 

2ª Creencia:  CREER QUE EL CAMBIO DEPENDE DE LOS DEMÁS Y DE LAS CIRCUNSTANCIAS, NO DE TI.

Ejemplo: mi jefe es un egoísta y yo lo paso mal en el trabajo.

Él tiene que cambiar y dedico todos los esfuerzos y mi atención sobre él. Pero en ningún momento presto atención que es lo estoy aprendiendo de mi mismo de esta situación. Puedes ver el artículo ¡Bendito jefe! y El mundo es mi espejo para ampliar más la información.

 

3ª Creencia: CREER QUE CAMBIAR ES IMPOSIBLE

Ejemplo: en casa siempre hemos sido nerviosos y nos preocupamos por todo. Yo siempre he sido así y soy así. Ya no se puede cambiar.

Esta es la típica frase que te cuenta tu ego, “tu falso yo”. La identidad, el personaje que se ha creado a lo largo de los años, se ha acomodado tranquilamente en tu mente y tú te la has creído. Si lo desmontas y le quitas el protagonismo al ego, entonces ¿Quién eres? Eso es doloroso, por lo tanto, es mejor creer que no se puede cambiar.

 

4ª Creencia: CREER QUE A SEGÚN QUE EDAD YA NO SE PUEDE CAMBIAR

Ejemplo: tengo 45 años, no me gusta el trabajo que hago. Me gustaría hacer otra cosa, trabajar ayudando a las personas, trabajando con niños, dedicarme a la fotografía,…pero con la edad que tengo…¿cómo voy a cambiar?

Lo único que tiene más fuerza a los 45 años que a los 20 años puede ser tu falso yo, pero como ya hemos dicho antes, ese no eres tú. Existen muchas personas que se han reinventado de mayores, y la edad no ha sido una dificultad. Tienes más experiencia, tienes más claro lo que quieres y lo que no quieres, eso es lo importante.

 

Deseamos que el vídeo te sea de utilidad. ¡Déjanos tu feedback y tus comentarios!

¡Un fuerte abrazo! ¡Feliz instante!